Descubre el infinito mundo del lápiz

En la actualidad, se puede encontrar diferentes tipos de lápices. Cada uno tiene unas características y unas funciones concretas. Aprende más del mundo de los lápices con Carlin.

Descubre el infinito mundo del lápiz

Los lápices nos acompañan a lo largo de nuestra vida. Aprendemos a escribir, a dibujar, a subrayar o a hacer las operaciones matemáticas con ellos. No importa la edad que tengamos, siempre los utilizados. Esto se debe porque si nos equivocamos, tan solo deberemos utilizar una goma para borrar y empezar de nuevo. Normalmente, no prestamos atención al tipo de lápiz que usamos. Compramos el primero que vemos sin darnos cuenta de la cantidad de lápices que existen. Esto es un error ya que cada tipo tiene unas características y unas funciones concretas.

 

Por ello, en Carlin queremos dedicar este artículo a explicaros qué tipos de lápices existen y cuáles son sus usos. Aprenderéis a identificar la información que aparece escrita en los lápices, es decir, las letras y los números que están situados en la parte superior. Así sabréis qué lápiz comprar según vuestras necesidades.

 

Lápices y su clasificación en el sistema europeo

 

En España, los lápices se clasifican según el sistema europeo. Para ello, se utilizarán las letras “H” para indicar el grado de dureza, “B” para el grado de oscuridad y “F” para el grado de finura. Siguiendo esta clasificación, el lápiz más utilizado en oficinas y escuelas es el “HB”. Permite una escritura firme y clara. Además, no deja marcas en el papel ni tampoco se difumina. También se utilizan los lápices “F” para escribir, aunque son más duros.

 

Lápices “B”

 

La letra “B” - viene de la palabra black, negro en español – corresponde a los lápices que tienen una composición alta de grafito por lo que el trazo es más grueso y oscuro, pero también menos preciso y más sucio. Otra de las características es que son menos resistentes ya que se rompen con facilidad. Cuanto más alto sea el número que le acompaña –el máximo es 9B- más negro será el tono. Los lápices “B” son utilizados en dibujo artístico y también para crear sombras. Si quieres generar sombreados uniformes, deberás utilizar difuminadores de grafito con los que conseguirás dar continuidad y suavidad al dibujo.

 

Lápices “H”

 

La letra “H” –viene de la palabra hard, duro en español- corresponde a los lápices que tienen una cantidad baja de grafito por lo que el trazo es más fino. Cuanto más alto sea el número que le acompaña –el máximo es 9H-, menos composición de grafito tiene y, por tanto, el trazo será más fino. Esto significa que la escritura es más suave y más difícil de ver debido a que el tono es muy claro. Se caracterizan por su dureza por lo que se romperán menos. Los lápices “H” son utilizados para dibujo arquitectónico y técnico, aunque también se usan para hacer los primeros trazos de los dibujos artísticos - para esbozar, no para dibujar -.

 

Lápices “HB” y “F”

 

La clasificación de los lápices se cierra con las letras “HB” y “F”. Son lápices que se sitúan en un punto intermedio de las composiciones anteriores. Los “HB” ofrecen trazos más claros mientras que los “F” dan trazos más oscuros. A pesar de esta diferencia, ambos lápices son utilizados tanto en oficinas como en escuelas. Una de sus características es que se borran con facilidad tanto en papel como en telas de algodón.

 

lapices carlin

 

Más allá de la clasificación del sistema europeo, en nuestra papelería online podrán encontrar lápices con mayor o menor grado de grosor. Asimismo, tenemos a la venta lápices con goma incorporada, con diferente forma (redonda, triangular…) o lápices de colores, entre otros. Entra en Carlin y descubre el infinito mundo de los lápices.